Al Ejército y la Armada: Gracias

4401 (325)Con motivo del centenario del Ejercito Mexicano, hago público mi agradecimiento personal por mi preparación en el Hospital Central Militar y en la Heroica Escuela Naval y por darme la oportunidad de servir a mi país como Teniente de Fragata de Sanidad Naval, con licencia ilimitada y comisión a la Secretaría de Salud para el manejo de los primeros casos de SIDA desde el Consejo Nacional de Prevención y Control de SIDA (CONASIDA). Con su apoyo pudimos crear el Centro Nacional de Información de SIDA,TELSIDA y desarrollar un modelo de consejería y derechos humanos reconocido mundialmente por la Organización Mundial de la Salud. Desde allí, imppulsamos programas de educación sexual en México que me valieron el Premio Nacional de la Mujere: Lavalle Urbina 2001. Al Ejército y a la Armada de México, gracias.